Una luna de miel es un viaje que debe ser ante todo romántico. Para lograr esto, es necesario elegir el lugar indicado para hacer que el viaje sea algo sin igual. Por suerte, hay muchos espacios increíbles donde poder ir.

Uno de los mejores destinos para los enamorados, son las islas Fiyi, una conglomeración de islas enclavadas en el continente oceánico. Estas islas son un país en conjunto, aunque no lo parezca.

Las islas son pequeñas y no logran tener la misma superficie que cualquiera cuidad cosmopolita con millones de habitantes, como en el caso de Tokio o New York. A pesar de ser islas muy pequeñas, esto no le quita el encanto que tiene.

 

Las maravillas de las islas

Las islas Fiyi están en una región aislada, donde no hay mucha población y los medios de transporte no son muy concurridos. A pesar de todo esto, las islas se han vuelto muy populares, al punto de ser mencionadas por estrellas de la televisión y la música.

Muchos se preguntan por qué las islas son tan reconocidas y esto se debe a la belleza natural de las mismas. Una característica clave de las islas, es el agua cristalina. El agua de la zona es muy clara y limpia, al punto de que se puede ver muy bien los peces y las diferentes especies marinas que hay en la localidad.

Gracias al agua cristalina, actividades como el buceo, se han convertido en indispensable en un viaje a las Fiyi. También se debe tomar en cuenta la blanca arena de la playa, que logra mezclarse con un paisaje verde y centros urbanos que se adaptan a la naturaleza.

Los hoteles de Fiyi no son como los convencionales que hay en otras partes del mundo, estos hoteles tiene una arquitectura abierta, que busca explotar el paisaje natural al máximo, además de hacer un balance entre la naturaleza y la comodidad.

Entrada por Nadi

Nadi es la tercera ciudad más importante de la nación y la puerta de entrada de todos los viajeros internacionales. En la ciudad se encuentra el aeropuerto internacional del país, que es donde llegan la gran mayoría de los viajeros internacionales. Una vez en la isla, se comienza el recorrido en barco o avioneta a las otras islas.

Nadi tiene varios hoteles que pueden ser la opción de hospedaje de los viajeros, aunque si se quiere algo más íntimo, lo mejor es elegir una isla más alejada y de tamaño reducido.