Islas virgenes ¿Te imaginas tener una isla donde tú y tu pareja puedan estar solos? ¿Para disfrutar libremente de su amor sin preocuparse de las personas a su alrededor? Pues mediante Airbnd (una aplicación que te permite descubrir, publicar y reservar viviendas privadas; tiene unas 2.000.000 propiedades repartidas entre 192 países y 33.000 ciudades), puedes reservar una pequeña isla privada llamada Bird Island por 380 euros la noche, y que se encuentra en un atolón a unos 20 minutos del pueblo de Placencia, en Belice.

  La isla brinda toda clase de comodidades a sus huéspedes, ¡y hasta pueden hacer buceo! Sin duda, un sitio espectacular y único para pasar unas vacaciones románticas con esa persona especial. Bird Island es completamente privada y exclusiva, donde se puede disfrutar de la experiencia de estar isla desierta, pero con muchas comodidades en ella.

Mínimo puedes estar 3 días, por 380 euros cada noche. Hay una casa principal  y una cabaña en diferentes extremos de la isla, que se encuentra rodeada por cristalinas aguas no muy profundas, donde se puede nadar, pescar, bucear, visitar otras islas usando kayaks. Por el precio que se paga tienes a tu disposición una de las mejores zonas de pesca y buceo, además de una cocina surtida con un sinfín de condimentos (las carnes verduras y bebidas lo deben llevar los huéspedes), también se incluye el trasporte desde y hacia la isla, teléfono fijo, WIFI, un montón de películas, un reproductor de CD y los dos kayaks.  La casa cuenta con tres camas matrimoniales y un sofá cama. Además de una barbacoa, solárium, mirador. Bird Island posee un sistema de filtrado de agua de lluvia para abastecer la casa y cabaña.

¡Una isla solo para ti y tu pareja!

  El clima es otro de los factores a tener en cuenta, y es magnífico, un clima tropical de ensueño casi todo el año, en especial durante el primer semestre del año (de enero a junio). No hay muchos mosquitos o moscas, por lo que no habrá que preocuparse de ello. Bird Island no tiene todas las comodidades de un hotel cinco estrellas, pero tomando en cuenta que tendrás a tu disposición una pequeña isla dentro de un arrecife de coral durante unos días, es más que suficiente. Allí tú y tu pareja podrán andar desnudos si quieren, hacer el amor durante el atardecer a orillas de la playa tranquilos, porque no habrá nadie cerca que los puede observar o molestar.

Sin duda alguna, una de las mejores opciones para una escapada romántica diferente y especial.